Marketing e Internet de las Cosas: ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Hollywood se adelantó desde hace mucho tiempo a mostrarnos cómo sería el futuro para los humanos. Películas como Yo robot, Inteligencia Artificial y series como Black Mirror solo por mencionar algunas, son muestra de la visión de la industria con respecto a lo que será el futuro y la influencia de la tecnología en nuestras vidas.

Por esa razón si antes te imaginabas escenarios donde nuestro refrigerador nos hablaba, que los inodoros analicen tu orina y recomienden dietas a seguir, o cepillos de dientes que alerten sobre lesiones bucales o caries, ya esa realidad está a la vuelta de la esquina y está representada por el Internet de las Cosas.

El Internet de las Cosas o Internet de los Objetos como también se le conoce, (IoT, por sus siglas en inglés) no es más que el internet aplicado a las cosas cotidianas, objetos conectados a la red que se comunican entre ellos mediante una señal de internet. Se le llama “de las cosas” porque se trata de objetos o cosas que son de uso personal y de diario.

El IoT es una revolución que surgió en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) tras un acucioso estudio que arrojó interesantes resultados sobre lo que será la tecnología en el futuro. Se trata en otras palabras de una visión que implica la comunicación a través de los objetos de uso cotidiano conectados a una red para arrojar datos que serán usados y consumidos por nosotros.

Es una tendencia que afectará la perspectiva y visión de todo lo que conocemos y de las formas de asumir muchas teorías y corrientes de nuestras vidas tanto personales como profesionales. Una de ellas será el marketing digital, pero, ¿cómo podría aplicarse el Internet de las Cosas al marketing?

Cuando se habla de IoT se habla de que los objetos serán inteligentes, y es esta inteligencia la que permitirá que se comuniquen con mayor eficacia con los consumidores por lo que hará que todo el contexto que se mueve alrededor de las marcas y su impacto se modifique y cambie con ellos. Las cosas se convertirán en una nueva pantalla que mostrará las necesidades de los consumidores y en un nuevo punto de contacto clave entre marca y consumidores.

Es gracias al IoT que las compañías tendrán que cambiar su manera de hacer marketing digital y modificar toda su estrategia para tener en cuenta los deseos prácticamente en vivo y en directo de los consumidores y ahora captar a sus potenciales clientes a través del smartphone, de la televisión, de la nevera, del bolígrafo, del computador, y del calzado solo por mencionar algunos “objetos”. Además de todo ello, cambiará también todo el paradigma antiguo ya que ahora, estos objetos se convierten también en destinatarios de la información.

Llenar a estos dispositivos con anuncios no será la estrategia más adecuada, por el contrario, crear una estrategia específica y destinada a cada uno de ellos de acuerdo por ejemplo a su utilidad, horas de uso, maneras de uso, entre otros, permitirá sacar el mejor provecho de esta nueva “manera de hacer marketing” que posibilite la mejor comunicación, conexión y fidelización con los clientes y consumidores.

Las empresas y marcas tendrán que crear estrategias de marketing de contenido destinadas a estos objetos para crear por ejemplo, recordatorios de compra tomando en cuenta la información que estos aportan.

El IoT también cambiará la manera de hacer leads, se hablará entonces de aplicar lead management a estos objetos tomando en cuenta las variables antes mencionadas y destinadas a producir leads a través de los objetos que los consumidores usan a diario.

Como sucede con cualquier nueva tecnología que irrumpe en el mercado, el IoT nos obligará a romper paradigmas y a pensar de manera distinta, las compañías y marcas incluso, tendrían que adoptar objetos que puedan relacionarse con sus servicios o productos para aumentar el engagement con su audiencia, obligaría pues a humanizar los objetos para hacerlos mucho más llamativos y atractivos a la hora de aplicar el lead management con éxito.

Pero la humanización de estos objetos para hacer lead management no implicaría solamente colocarle un nombre a nuestros zapatos deportivos para que nos indique nuestro ritmo cardíaco diario y nivel de grasa corporal, sino que también permitirá agregarle el contenido valor que más le interese al consumidor para así lograr la venta y la fidelización del cliente e incluso, más servicios y productos. En este sentido las cosas se convertirán en una gran herramienta que proveerá datos necesarios para el lead management y así ofrecer algo más que nuestra competencia.

Por supuesto, por más innovación que esto implique es apenas una de las muchas cosas que el IoT podrá hacer por las marcas y tampoco será el único cambio que deberán hacer en las estrategias de marketing de contenidos; se trata más bien de adaptarse a las nuevas tendencias y maneras de hacer marketing y lead management para cada vez más acercarnos a nuestros potenciales y fieles clientes, hacia esa dirección nos dirigimos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *